Hace unos años, cuando la gente me preguntaba a qué me dedicaba, al oír "Soy diseñadora y trabajo en un estudio de Barcelona" ponían cara de envidia y admiración. No hay nada más "cool" que hacer un trabajo creativo en una ciudad como Barcelona, ¿verdad? Yo ponía cara de "cool" y mi ego se inflaba un poco más. Pero por dentro, pensaba en todo el estrés que me venía de ese trabajo que me apasionaba, y me faltaba el aire.

Los comentarios de algunas de las personas con quien he tenido el placer y el honor de trabajar . Me llenan de gratitud y e ilusión para seguir en esta maravillosa aventura.

Continuando a navegar se considera que aceptas el uso de cookies +info

Los cookies están activados para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Continuando a navegar o haciendo clic en "aceptar" estás dando tu consenso a los cookies.

cierra