Oficios difíciles de explicar

Podía buscarme un trabajo fácil de explicar. Yo qué sé, la pintora o la azafata de vuelo. Pero no. Cada vez que alguien me pregunta a qué me dedico, yo le contesto con un “cuánto tiempo tienes?”…es un poco complicado. Y no es (sólo) porque me gusta hacerme la interesante: me pasaba lo mismo antes de cambiar de profesión. Las respuestas a mi “Soy diseñadora industrial” iban del “ah, entiendo,…” con cara de hago-como-si-supiera-de-qué-hablas, al “ah claro, diseñas tuercas, ¿no?”

En estas últimas semanas he decidido compartir contigo varios pasos de mi camino de transformación personal y profesional, pasando de ser diseñadora de transporte expatriada, con contrato indefinido en un estudio de Barcelona, a autónoma, viajera y "entrenadora de emociones" para las personas en busca de un cambio profundo y durable, tanto a nivel

Hace unos años, cuando la gente me preguntaba a qué me dedicaba, al oír "Soy diseñadora y trabajo en un estudio de Barcelona" ponían cara de envidia y admiración. No hay nada más "cool" que hacer un trabajo creativo en una ciudad como Barcelona, ¿verdad? Yo ponía cara de "cool" y mi ego se inflaba un poco más. Pero por dentro, pensaba en todo el estrés que me venía de ese trabajo que me apasionaba, y me faltaba el aire.

Según la definición de Tim Brown, CEO de la agencia de diseño IDEO, el Design Thinking es un enfoque para la innovación basado en el Ser humano, que viene de las herramientas del diseñador para integrar las necesidades de las personas, las posibilidades de la tecnología, y los requisitos para el éxito de

Continuando a navegar se considera que aceptas el uso de cookies +info

Los cookies están activados para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Continuando a navegar o haciendo clic en "aceptar" estás dando tu consenso a los cookies.

cierra